Puesta del sol en La Playa del Silencio (Asturias)

Muchos tenemos nuestro mar, aquella vez que una imagen del mar se nos quedó grabada en nuestra mente.

Quizás tengamos nuestro mar del verano por el recuerdo de un amor especial o de un lugar que todos los veranos bañaba nuestros sentidos.

Esposible que tengamos un mar agitado como parte de lo que fue nuestra vida atravesada por olas poderosas de recuerdos.

Otros tenemos el mar antiguo porque llevaba mucho tiempo bañando las orillas cuando lo conocimos y seguirá después de nuestro sutil y casi imperceptible paso por la vida.

El mar, de cualquier forma es y será un lugar de recuerdos, de hermosos y plenos sentimientos que permanecen imborrables en nuestra memoria.

Mar Antiguo – El Último de la Fila

Letra

Dejé la estepa
cansado y aturdido;
pasto de la ansiedad
no hay otros mundos
pero si hay otros ojos,
aguas tranquilas,
en las que fondear.
Mar antiguo, madre salvaje,
de abrigo incierto que acuna el olivar.
Muge mi alma, confusa y triste;
ojos azules en los que naufragar.
Te he echado tanto de menos
patria pequeña y fugaz;
que al llegar cruel del norte el huracán
no se apague en tu puerto el hogar.
Mar antiguo, madre salvaje,
en tus orillas de rodillas rezaré.
Tierra absurda que me hizo absurdo,
nostalgia de un futuro azul en el que anclar.
Triste y cansado, con los viejos amigos
el vino y el cantar;
mientras quede un olivo en el olivar
y una vela latina en el mar.
Viejos dioses olvidados
mantenednos libres de todo mal.
Mar antiguo, dios salvaje
de la encina y del gris olivar.

Hola, me presento, posiblemente esta emoción que siento al abrir este blog me turbe y desplome en estos momentos mis ideas y sentidos pero quiero desahogar mi alma a través de la palabra, de la música, de las imágenes, de mis ideas personales que no son dogma de fe pero son mías y que al compartirlas siento como si mi corazón se abriera un poquito más hacia este incomprensible mundo que me rodea.

Os dejo una frase de una canción de El Ultimo de la fila, precisamente del álbum que dio nombre a este blog. ¿Será una utopía?

No sé, solo quiero soñar.

Un día color de melocotón, cuando todos seamos libres, cuando las piedras se puedan comer y ya nadie sea más que nadie, canta por mí si no estoy yo aquí. Viene el día en que seremos puros como un cielo de verano sobre el mar. Cantaré por ti si no estás tú aquí.